El Perdón

¿Qué es el perdón?

 

Acción por la que una persona que considera haber sufrido una ofensa, decide, no sentir resentimiento hacia este, renunciando eventualmente a vengarse, o reclamar un justo castigo, optando por no tener en cuenta la ofensa en el futuro, de modo que las relaciones entre ofensor y ofendido no queden afectadas.

Es un acto de amor, misericordia y gracia, en una decisión de no guardar rencor a otra persona, pese a lo que le haya hecho, significa hacer borrón y cuenta nueva.

 

 

¿Por qué no perdonamos?

 

No perdonamos porque tenemos creencias equivocadas de lo que es el perdón, o simplemente nuestro ego es muy vulnerable a la opinión de los demás.

 

 

Creemos que:

 

  • Si perdonamos a alguien le estamos dando la razón o estamos justificando a la persona que nos hizo daño.

  • Personar es olvidar

  • Restamos importancia a lo ocurrido

  • Es resignarse

  • Estamos negando el dolor

  • que no sirve de nada

  • que es algo que regalamos al otro…

Y en ocaciones  es por miedo a que nos vuelvan a herir y así al mantenerlo alejado buscamos que no nos vuelvan a dañar. Sin embargo hay que recordar que el perdón es una experiencia muy liberadora y sana, nos hace más sabios, más en contacto con nuestro yo y no con nuestro ego, nos hace mejores personas.

Sino perdonas, seguirás atada a esa persona aunque de una manera dañina y tóxica. Libérate de tus ataduras emocionales negativas. Deja sitio a las nuevas emociones y experiencias que te quedan por vivir.

 

 

¿Por qué sí perdonar…?

El perdón no es un simple mecanismo para liberar de culpa a quien nos ofendió, el perdón es un mecanismo para que yo sea libre de la amargura que dejó esa acción en mi corazón.

Todos necesitamos tomar la sabia decisión de perdonar, para ser libres de las heridas del alma, evitar amargarnos la vida y desgastar el poco tiempo que tenemos para vivir plenamente.

La mejor decisión de tu vida que podemos elegir es perdonar, tomamos la decisión de ya no traer al presente las cosas pasadas, nos mantenemos firmes en la decisión de no criticar, ni agredir a la persona que nos ofendió.

Sin embargo, no podemos decidir dejar de sentir. Cuando decidas perdonar de una vez a alguien, es indispensable que lo confieses en voz alta, no pienses en el perdón, habla del perdón, no importa que estés sólo.

¡Confiesa! ¡Grita!, cuando lo hablas, sientes esa libertad, ese peso extra que se va, tal vez acompañado de lágrimas, tal vez acompañado de tristeza, pero finalmente un ser libre.

 

Algunos de los beneficios que obtendrás al decidir perdonar son:

 

  • El resentimiento es de las cargas más pesadas, enferma mental y emocionalmente nos deprime y nos estanca

  • Es muy importante y aunque pueda ser difícil, es posible y sanador.

  • Dejar ir el dolor, y la amargura

  • Nos libra de ataduras. Es el resentimiento lo que nos mantiene apegados a aquellas situaciones o personas que no queremos perdonar.

  • Nos libera de pensamientos bajos de venganza, y a vivir en constante agonía y desconfianza hacia el mundo

  • Avance espiritual

  • Paz interior.

  • Niveles bajos de estrés.

  • Relaciones de armonía.

  • Reducción de irritabilidad y ansiedad.

  • Menos probabilidades de depresión.

  • Presión arterial balanceada

  • Acumulación del dharma (como acto de misericordia)

Pasos para  poder perdonar

 

Cada persona es distinta y no pueden existir pasos exactos para perdonar, depende cada caso de muchos factores sin embargo podemos hablar de algunas sugerencias o tips muy útiles para lograrlo:

  • Poner límites para que no te sigan lastimando

  • Aceptación: identificar qué sentimos y por qué.

  • Expresar lo que sentimos (sanamente)

  • Abrirse al perdón, decidir perdonar

  • La comprensión y empatía: conectarnos con la parte humana de la persona que nos hirió, recordemos que la otra persona también sufrió o actuó debido a sus heridas previas.

  • Pedir ayuda al agresor ( que haga su parte para ganárselo) o a un poder superior

  • Acepta tus fallas, nadie es totalmente bueno

  • Dale el justo valor a las cosas y actos, no minimices ni maximices

  • Descubre la intención del otro y descubre porque lo pudo haber hecho

  •  Admite tu responsabilidad

  •  Busca qué debes aprender

 

¿Cómo pedir perdón, qué debe hacer el ofensor para lograrlo?

 

El proceso de pedir perdón comenzaría en una primera etapa de análisis de lo que ha pasado, de las circunstancias, motivos y emociones que han concurrido en el daño que hemos hecho y de los efectos que ha causado; para pedir realmente perdón tiene que haber sufrimiento causado que no puede quedar solamente en palabras, sino que ha de articularse en acciones comprendidas en un plan concreto que permitan que aquello no vuelva a ocurrir y que restituyan el mal realizado.

 

La petición del perdón se puede hacer siguiendo los siguientes pasos:

 

1.-Reconocer su falta:

  El proceso  de reconocerlo supone un acercamiento profundo al otro, con comprensión y empatía, y un establecimiento de una comunicación que no se basará en disculparse y evitar las consecuencias o el castigo por lo que ha hecho. Esto permite al otro expresar su sufrimiento de forma plena.

 

2.-Tener conciencia de cómo afectó a la otra persona.

Para pedir perdón es preciso ser consciente de que se ha hecho un daño importante al otro. Ponerse en su lugar y acercarse a sus sentimientos puede llegar a hacer sentir de verdad el dolor del otro.

 

3.-Arrepentirse y pedir perdón

Pide perdón con humildad, describe tus emociones alrededor de lo que está ocurriendo (arrepentimiento, remordimiento, tristeza, enojo, rabia, etc.) 

 

4.-Dar un explicación enfrentando las preguntas con la verdad

Para el ofensor saber cómo y por qué lo hizo lo que hizo es interesante en sí mismo, Compartir ese conocimiento con la otra persona es un paso necesario para avanzar en el proceso de pedir perdón y llegar a la reconciliación. Es preciso reconocer también el papel que han jugado las circunstancias, pero no para quitarse culpas y echárselas a otros.

 

5.-Negociar y llegar a acuerdos para no hacer más daño

Definir un plan de acción concreto para que nunca vuelva a ocurrir. El plan puede incluir acciones dirigidas a mejorar las debilidades propias que han propiciado el daño realizado. Todo el plan ha de hacerse indicando los objetivos, el tiempo y los medios que se van a dedicar a conseguirlos. No se trata de establecer solamente buenas intenciones, las acciones han de ser concretas.

 

6.-Comprometerse a que no vuelva a pasar

Di lo que estás dispuesto hacer para evitar que esto se repita (y hazlo). No juegues con el perdón, puede parecer una palabra muy simple pero tiene un gran peso y no cumplir con tus promesas hará más grande el dolor y te alejará de una posible reconciliación.

 

7.- Reparar el daño

Siempre que sea posible, es preciso restituir el daño causado.

 

8.-Buscar y realizar cambios constantes y duraderos

( Comprobación)

9.- Trascender la equivocación, convertirla en aprendizaje y compartirlo

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TEPT)

October 11, 2018

1/7
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags