¿Y tú quién eres?  ¿Dónde están las llaves?

October 26, 2018

LA ENFERMEDAD DEL ALZHEIMER

El Alzheimer es una enfermedad progresiva e irreversible que ataca el cerebro y lentamente afecta la memoria, la identidad y la conducta con un impacto de funcionamiento social y ocupacional. La enfermedad del Alzheimer no es parte del envejecimiento normal. Se estima que afecta aproximadamente a 46 millones de personas en todo el mundo y produce gran estrés en la familia.

 

 

 

¿Cuáles son sus síntomas más comunes?

Se caracteriza, en su forma típica, por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian.

¿Cuánto es su duración?

La duración de la enfermedad suele variar mucho de un paciente a otro, y tiene consecuencias médicas y sociales debido al elevado costo económico y fundamentalmente humano.

 

¿Cuáles son los tratamientos?

Aún no existe cura para la enfermedad. Sin embargo la combinación de fármacos adecuados, terapia ocupacional y estimulación cognitiva puede retrasar la progresión de los síntomas. Otro elemento muy importante para tener en cuenta es el manejo del estrés de los cuidadores y familiares. El estrés en el cuidador es considerable, ya que puede causar depresión, ansiedad, pérdida de la independencia personal y problemas económicos. Existe un amplio optimismo de que nuevos avances importantes en el tratamiento del Alzheimer estén en un horizonte cercano. Muchos tratamientos posibles para la enfermedad de Alzheimer se están investigando en el laboratorio si probando en ensayos clínicos.

 

¿Cuáles son los sintomas que deberían alertar para consultar al especialista?

Todo cambio que indica el deterioro de memoria, intelectual o de la conducta que afecta el desempeño habitual de la persona. Se han desarrollado una lista de señales de alarma que incluyen los síntomas más comunes de la enfermedad de Alzheimer. Si una persona tiene alguno de estos síntomas debería consultar a un médico para realizarse una evaluación más exhaustiva:

 

 

  • Pérdida de memoria que afecta la capacidad de trabajar. Es normal olvidarse ocasionalmente de una cita, una fecha de entrega, el nombre de un colega, pero olvidos frecuentes o confusiones en explicarles en casa o en el trabajo pueden señalar que algo está funcionando mal.

  • Problemas con el lenguaje. Todos tenemos - a veces - problemas para encontrar la palabra correcta, pero para la persona con Alzheimer se olvida de palabras simples o sustituye las palabras de forma inapropiada, haciendo que sus oraciones sean difíciles de entender.  

  • Dificultad al realizar tareas familiares. Las personas ocupadas pueden distraerse de tanto en tanto. Por ejemplo se puede dejar algo en el horno demasiado tiempo u olvidarse de servir lo que había preparado. Cambia la persona con enfermedad de Alzheimer puede preparar una comida y no solo olvidarse de servirla sino también de que la ha preparado.

  • Desorientación de tiempo y espacio. Es normal olvidarse momentáneamente del día de la semana o de lo que necesitaba comprar en el supermercado. Pero la persona con enfermedad de Alzheimer puede perderse en su propia cuadra, sin saber dónde está, como llego a ese lugar o cómo volver a casa.

  • Juicio pobre o disminuido. Elegir no llevar un suéter o chamarra un día frío es un error frecuente. Una persona con Alzheimer, sin embargo, puede vestirse inapropiadamente de una forma más notable, yendo a hacer las compras en bata oponiéndose muchas blusas o un abrigo en un día evidentemente caluroso.

  • Problemas con el pensamiento abstracto. Hacer un balance financiero puede ser un gran desafío para muchas personas pero para una persona con Alzheimer reconoce los números o hacer un simple cálculo puede ser imposible.

  • Guardar cosas en lugares equivocados. A todos nos pasa cada tanto que dejamos unas llaves o la cartera en el lugar incorrecto. Sin embargo, una persona con Alzheimer puede poner cosas en lugares inadecuados – como la plancha en el congelador o un reloj en la azucarera- sin poder acordarse de cómo llegaron las cosas a ese lugar.

  • Cambios en el humor y en la conducta. Todos experimentamos una amplia gama de emociones la persona con Alzheimer tiende a sufrir cambios muy rápidos de humor, sin razón aparente.

  • Cambios en la personalidad. La personalidad de los seres humanos puede cambiar en algunos aspectos cuando son mayores. Pero en una persona con Alzheimer esto sucede dramáticamente, de repente o en un período determinado. Bueno entonces alguien que es habitualmente afable o amistoso, se convierte en alguien enojado, desconfiado o temeroso.

  • Pérdida de iniciativa. Es normal cansarse de las tareas de lugar del trabajo o de las obligaciones sociales pero la mayoría de las personas retiene eventualmente recuperan su interés. La persona con Alzheimer, en cambio, puede mantenerse desinteresado en muchas o en todas sus actividades diarias.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TEPT)

October 11, 2018

1/7
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square