Heroína, de las drogas más adictivas

January 25, 2019

 

El consumo de heroína aumentó en más del doble entre los adultos jóvenes de 18 a 25 años en la última década. Al aumentar el consumo de heroína, también han aumentado las muertes por sobredosis relacionadas con esta droga. Entre el 2002 y el 2013, la tasa de muertes por sobredosis relacionadas con la heroína casi se cuadriplicó y más de 8200 personas murieron en el 2013.

 

¿Qué es la heroína?

La heroína es una droga opiácea elaborada a partir de la morfina, una sustancia natural que se extrae de la vaina de semillas de varias plantas de amapola que se cultivan en el sudeste y sudoeste de Asia, en México y en Colombia. Las presentaciones en las que las podemos encontrar son en polvo blanco o marrón, o como una sustancia negra pegajosa que se conoce como "alquitrán negro". 

 

 

Efectos de la heroína

 

A corto plazo

 

Poco después de la administración, la heroína cruza la barrera de la sangre al cerebro. En el cerebro, la heroína se convierte en morfina y rápidamente se liga con los receptores de opiodes. La adicción a esta droga se debe particularmente a lo rápido que entra al cerebro.

  • Oleada de sensaciones agradables (un rush)

  • Acaloramiento de la piel

  • Sequedad de la boca

  • Sensación de pesadez en las extremidades

  • Náuseas y vómito

  • Picazón severa

  • Después de unas horas, los consumidores estarán somnolientos.

  • Estrechamiento de las pupilas

  • La respiración disminuye

  • Imaginación exaltada

 

A largo plazo

 

  • Estreñimiento, pérdida del impulso sexual

  • Riesgo de hepatitis o infección de VIH, debido al intercambio de jeringas.

  • Depresión respiratoria

  • Edema pulmonar

  • Arritmias cardíacas

  • Abscesos e infecciones en la piel, venas y músculos

  • Endocarditis

  • Neumonía

  • Falla renal por infecciones

  • Dependencia psicológica

 

Sobredosis de heroína

La sobredosis de heroína ocurre cuando la persona consume una cantidad de droga suficiente para generar una reacción que pone en peligro su vida o le causa la muerte. En los últimos años ha habido un aumento de los casos de sobredosis de heroína.

Cuando una persona sufre una sobredosis de heroína, su respiración se enlentece o se detiene completamente. Esto puede reducir la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, lo que se conoce como hipoxía. La hipoxía puede tener efectos cerebrales de corta o larga duración y efectos sobre el sistema nervioso, entre los que se incluyen el estado de coma y daño cerebral permanente.

 

¿Cómo se trata la adicción a la heroína?

Hay varios tratamientos eficaces para ayudar a que una persona deje de consumir heroína. Estos tratamientos incluyen medicamentos y terapias conductuales, es decir, terapias que modifican la conducta. Es importante identificar la mejor estrategia de tratamiento para las necesidades particulares de cada paciente.

Actualmente se están creando medicamentos para ayudar en el proceso de abstinencia. La FDA aprobó la lofexidina, un medicamento no opiáceo formulado para reducir los síntomas de la abstinencia de opioides.

Las terapias conductuales para la adicción a la heroína incluyen métodos como la terapia cognitivo conductual y el control de contingencias. La terapia cognitivo conductual ayuda a modificar las expectativas y el comportamiento del paciente con relación al consumo de la droga y a manejar en forma efectiva los factores desencadenantes y el estrés. El control de contingencias provee incentivos motivacionales, como cupones o recompensas pequeñas de dinero en efectivo, que premian las conductas positivas como, por ejemplo, el hecho de no consumir la droga. Estas estrategias de terapia conductual son especialmente eficaces cuando se las combina con medicamentos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TEPT)

October 11, 2018

1/7
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos